El próximo ramsonware se quedará latente y atacará cuando el máximo de ordenadores estén conectados Seguridad informatica

El próximo ramsonware se quedará latente y atacará cuando el máximo de ordenadores estén conectados.

- El Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) y Eurostar Security participan en la jornada “Privacidad y seguridad en Internet”, organizada por la CEIM

La amenaza a los sistemas informáticos de administraciones públicas y empresas privadas no ha hecho más que empezar. Si Wanna Cry fue una primera alarma mundial, dado su impacto global, ya se están generando nuevos virus con capacidades ampliadas. Así lo sostienen Marco Antonio Lozano –Incibe- y José María Luque –Eurostar Security-, expertos en ciberseguridad que participan este viernes (12:00 h en la sede de la CEOE) en la jornada “Privacidad y seguridad en Internet”, organizada por la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM).

“Un ramsonware es un tipo de virus específico, que encripta tus archivos y pide un rescate económico (ramson, en inglés) en la moneda virtual bitcoins, para no dejar rastro”, señala José María Luque, director de Eurostar Security (eurostarsecurity.com), empresa especializada en ciberseguridad. La novedad del Wanna Cry es que ha sido capaz de infectar no a un ordenador, sino a una red completa y encriptar toda la información.

¿Cómo serán los ataques del futuro? La lógica nos dice que los próximos ramsonware infectarán redes completas, como el Wanna Cry, pero se quedarán “latentes” hasta que el máximo de ordenadores esté conectado, en palabras de Luque. Así maximizarán el potencial económico del rescate que pedirán a los dueños de las redes, por lo general empresas o instituciones.

Cualquier usuario, también los individuales, pueden ser víctimas de estos virus. Paralelamente, es cada vez más fácil crear virus, y en especial ramsonware: existen generadores de virus en Internet al alcance casi de cualquiera, capaces de crear virus a medida de las nuevas mafias. A los ciberdelincuentes muy profesionalizados, con virus muy potentes como el Wanna Cry, cuyo origen parece estar en Corea del Norte, se sumarán los virus procedentes de otros ciberdelincuentes ocasionales, pero igualmente dañinos. Hay que elevar el nivel de vigilancia.

Aunque Wanna Cry está diseñado para atacar dispositivos con Windows, dado que se aprovecha de una serie de debilidades descubiertas en el sistema operativo de Microsoft, los virus informáticos, ramsonware o de otro tipo, pueden afectar a todo tipo de sistemas operativos. Esta semana hemos conocido la existencia de Judy, un virus que se ha “colado” en 36,5 millones de dispositivos móviles con sistema operativo Android, a través de apps de venta masiva en el Play Store de Google.

Los expertos suelen decir que la seguridad “total” no existe. Lo que es cierto, es que la ciberseguridad ya no será más una opción, sino una “obligación”. Y es que, junto al miedo a las pérdidas millonarias que puede acarrear un virus, está la próxima legislación europea, que obligará a las entidades a protegerse y tomar medidas serias contra la amenaza de los ciberdelincuentes.

Descarga la presentación

Viernes 02 de Junio del 2017